miércoles, 24 de abril de 2013

REFLEXION

      Hace un año!!! Un año sin escribir, sin contaros mis "aventuras" y lo hago ahora porque he tenido que parar, obligada, eso si! La verdad es que iba a mil, sin tiempo para nada que no fuese trabajo, casa y niños.
      Estos días, sin poder hacer nada más que descansar, dan para pensar y mucho. Me he dado cuenta que no disfruto del día a día, de esas pequeñas cosas que están ahí pero no le damos importancia porque nos centramos en conseguir tener todo lo que queremos y que casi siempre es algo material.
        ¿Acaso no es más valioso un rato jugando con mis niños que no hacerlo para tener la casa perfectamente en orden? o ¿una charla con mi chico después de cenar en lugar de estar cocinando para el día siguiente como si no hubiese un mañana?
        Lo que quiero decir es que no es sano ni física ni mentalmente llevar el ritmo de vida acelerado de hoy en día. Esta claro, que debemos tener un mínimo de organización y que hay ciertas tareas que hay que hacerlas sí o sí, pero de ahí a que no nos acordemos que primero hay que vivir hoy para poder disfrutar de mañana, hay un mundo.
        Desde luego mi propósito desde ya va a ser: disfrutar el presente, vivir más lentamente, comer a besos a mis niños y a mi chico, hacer las cosas que me gustan y que algún día os contaré  y reírme, reírme muchoooooo!
          Ya os contaré si soy capaz de echar el freno y entrenar la vista para apreciar cada día algo maravilloso que me regale la vida.


Bikiñosss!!!



2 comentarios:

Joanna de dijo...

Muchos besos!
Joanna

Pilar dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog y me hago seguidora, tienes recetas que están muy bien y quiero probar de hacer.
saludos desde Barcelona y hasta pronto.

Y Feliz 2014... disfrutando de tus niños y de tu tiempo, tienes razón en todo lo que dices, bonita reflexión!

*Pilar*